Ha habido esta banda de ignorantes, “salvo honrosas excepciones”. A tal expresión entrecomillada aficionaba el ladrón y asesino acompañado por su cáfila de idem milicos y/u hoy civiles en su gran mayoría inocentes gracias a la mano del gato. Aquellas anomalías moralistas del tipo SS-bis Raúl Hasbún, Duny Edwards o Alfredo Ruiz-Tagle Cruchaga (Fundación Mi Casa, pinochetista acérrimo, tío de Eduardo Frei Ruiz-Tagle) “pensaban” mano en bolsillo casi como el líder, excepciones aaamplias por ejemplo constitutivas por transversalismo filosófico de este blog, “les 400 coups”. El título no alude para la regla salvo por excepción de sí misma a esa hermosa película de posguerra dirigida en blanco y negro por el cineasta francés François Truffaut.

NO ENVIAR AÚN. En Preparación.

Continuará

 

About these ads