Miré el diccionario para ver cuál es el significado de esa palabra aquí titular, “desconcierto”, pero la definición es demasiado compleja e incompleta, no me convence, investigue Ud. si quiere, para mí el desconcierto es algo vital, es la sensación de estar sorprendido ante lo que entrega la vida sin que se le haya pedido nada, es las matemáticas del azar, es la fruta, el vientre, las leyes, el universo, el punto cruz, la conjunción, los niños, el espanto y qué sé cuántos cuentos más, eso asimilado es el desconcierto o mejor dicho más modestamente la perspectiva del desconcierto. Es el concierto descompuesto. Es el extravío. Es sentirse extranjero a sí mismo. Es desconocerse, es errar, es la neutralización por inercia de la tristeza, observación vagabunda, divagación intermitente.

Después seguiré. Si sigo. No sé. Estoy desconcertado en el sentimiento de la alerta. Voy a qué. Los pasos al igual que los amores no dejan huellas. Los perros husmean el recuerdo del camino. Están serenamente asombrados. No enloquecen por un simple terremoto. No hacen cementerios. Miran a la humanidad, esta entidad extraña en su comportamiento histórico. Los caballos son indiferentes a la muerte. Ningún pez escribe poesías. La gallina es un ave cuyas alas no le permiten volar sino a lo sumo saltar. Mozart gusta al gato. El sistema estelar se ve encantado con la concepción práctica del pan. El hormiguero está lleno de vida. El lenguaje es refranes. El sentimiento de la religiosidad presenta límites transparentes que lo desconciertan. Llegó mi mujer. Después sigo si sigo.