Votaré por Frei. La simpatía ideológica o personal nada tiene que ver con tal decisión. Sólo pienso por voluntad de realismo en el interés de Chile y de los más pobres. No tengo ningún interés para mí. De hecho, por ejemplo, Arrate me causa confianza. En Meo me meo porque siendo habiloso no tiene capacidad sino farandulesca. Y Piñera es lo que es, un frescolín. Frei ganará en la segunda vuelta contra Piñera, es una evidencia. No gastes más plata, Tatán, te repite la Picha, acuérdate del Negro. Una fundadora de la UDI, 45 años, me dijo ayer que votará por Frei. Esa sola encuesta basta. No fue mal a la derecha económica durante el 1º gobierno de Frei. El panelista de CHV Matías Fernández (¿así se llama?: “Tolerancia Cero”) dijo hace algo así como un mes, exactamente, que el mejor gobierno de la Concertación ha sido el de Frei. Yo creo que el mejor ha sido éste. Y no era fácil la tarea de Aylwin. Lagos está mejorando ahora cuando apoya a Frei. En definitiva, ¿qué es lo más seguro para Chile? Frei. Estoy quizás equivocado: Meo, Tatán… Este pueblo no vota según las encuestas, es más bien al revés, para que el negocio de la consultoría siga funcionando favorablemente. Hay menos idiotez popular de lo que se supondría. Yo no busco dinero ni puestos aunque pueda ejercer bien uno de éstos, ya lo escribí en EM ayer. Esto no tiene importancia individualista. Está claro que el 2º gobierno de Frei será mejor que el 1º: inversión energética en 1º lugar como mecanismo de calidad educativa, de empleo, ecología, lazo social, menos desigualdad, probidad acuciosa, cultura. Repito que no sé si tengo razón en mi opción, pues hay también en mí numerosas cosas de la Concertación que me desagradan. De todos modos, nada dramático está en juego. Esto es nuevo en Chile. Tanto mejor. ¡Qué diferencia con 1952, 1958, 1964, 1970! Algo vamos aprendiendo.

 

Propongo que este provocativo “voto por Frei” sea una fuente de conversación y de discusión amable aquí. Chile hoy permite que así sea. Una amistad cívica existe ya. Veamos.