You are currently browsing the daily archive for diciembre 4, 2006.

Criaturas de Dios:

Los pájaros susurran entre sí que son los únicos animales racionales de la Tierra y las únicas criaturas hechas a imagen y semejanza de Dios; las únicas a quienes Dios habría dicho: “dominad la tierra y enseñoreaos de ella”; las únicas para quienes Dios se habría encarnado como un Cristo pájaro, un Ave Fénix; y las únicas junto a todas las otras criaturas salvo los seres humanos que tienen la superioridad de no requerir ya escritura ni lectura para comunicarse entre sí. Igual cosa sucede con todos los otros animales, con todos los vegetales y con todos los minerales. “Os dejo. Debo partir ahora hacia otros rebaños”, dijo Jesús a sus apóstoles en el momento de la despedida, agregando: “dentro de otro tiempo me volveréis a ver”.

Cada especie de la realidad es así, en cierto modo,  auto centrista: canino centrista, virus centrista, pejerrey, Rey Sol. Condición sabidamente limitada por su correspondiente y evidente dependencia recíproca y en este sentido fatalmente solidaria dentro de cada especie y entre todas las especies. Interdependencia solidaria entre depredadores y presas a su vez depredadoras en la espiral, la elipse y la parábola de la vida eterna, donde la autonomía sólo relativa es siempre toda la libertad, entre amor, indiferencia, odio y ficción. El parásito devora tus intestinos. El antropófago se alimenta del antropófago. La mujer come chocolate. El alerce bebe agua. La roca se va nutriendo de cobre y de hierro. El ácido bórico deglute a la bacteria. Cristo toma su sangre. El todo ha absorbido a la nada. Dios en ingerido en la hostia. El Padre asume al consumado Hijo. La loba preñada alimenta al lobezno en su vientre. El Cristo de las ratas muertas hace ascender sus almas al paraíso celestial.

Hice por allí humor negro (¿por qué “negro”?, ¿connotación racista que relaciona la negritud con la crueldad?, ¿quiénes han sido más crueles, los negros o los blancos, la respuesta es demasiado obvia como para darla) sobre la muerte de Pinochet. Creí que sería comprendido como tal, suponiendo que por mis escritos ya se reconoce cuándo hablo en serio y cuándo no. Pero después he pensado que esa suposición puede ser errónea. Entonces debo aclarar con plena veracidad que no deseo ningún sufrimiento a Pinochet, a su familia o a sus partidarios. Al contrario, deseo que él no sufra ni física ni moralmente, que muera en paz interior y que sea acogido con amor en la infinita misericordia divina, de la cual beneficiaría, por ejemplo, también yo. ¿”Asesino, mentiroso y ladrón”?

Yo no he asesinado cuerpos, pero sí quizás a almas o por lo menos torturado almas, incluida la mía. ¿Quién no? ¿No torturó Cristo el alma de los fariseos, gritándoles “¡raza de víboras!”? (¿no existe una pulsión xenófoba, “horror a lo extraño”, cuando se asimila a la víbora, criatura de Dios, con la hipocresía y el mal?).

Yo he mentido. Sobre todo antes. Ahora, en lo posible, no. Me resulta placentera la veracidad. Pero sí, he mentido. Mentira sería decir que no. Recordando que mentir no es lo mismo que inventar, por ejemplo, el cuento de “Hansel y Grethel”. La mentira produce intencional daño a su víctima y por repercusión, con frecuencia, al propio victimario, sumido en el dolor de la culpabilidad y del remordimiento. Aunque pueda haber invenciones guiadas no por intención criminal pero ya intuitivas de su potencial criminalidad ejecutada por la “mano del gato”; y así Einstein previó con horror y culpabilidad confesa a Hiroshima, bomba larvada desde su inocente (?) teoría de la relatividad aplicada a la energía potencial del átomo. ¿Es condenable, por Hiroshima, esa invención? No por mí. No soy juez. Juez es Dios. No soy Dios. Ni aspiro estúpidamente a serlo, ni siquiera, reducido, en mi familia; o entre nosotros.

Por último, ¿yo, ladrón? Sí, he robado. De niño, de joven. Poco. Ya no. Desde hace largos años. Ni siquiera robo ideas. Si las tuviese, sería por regalo, por un misterio incierto, no excluyente, por “cierto” (!), del trabajo.

De este modo, los conceptos de “asesino, mentiroso y ladrón” no me son del todo inaplicables. En rigor, me son aplicables. La sustancia entre Pinochet y yo sería entonces, en su íntima sustancia, no idéntica, mas sí semejante. La diferencia sería pues de orden no cualitativo sino cuantitativo. ¿Quién soy yo para medir con sabiduría y justicia el dictamen de mi miserable balanza tecnológica sobre la moral? Nadie. Y, por tanto, me abstengo incluso íntimamente de juzgar.

Y -reitero- deseo lo contrario del sufrimiento a Pinochet. Ignoro si la realidad de este deseo es justa. Pero intuyo que la opuesta sí sería injusta.

También ignoro si esta aclaración presenta alguna relevancia para otras personas. No la he hecho por una necesidad de exorcismo propio (bastaba para obtenerlo con vivirlo en mi conciencia) sino pensando que quizás el presente esclarecimiento podría interesar a otras personas para sus propias vidas; y para las vidas que entornan a las suyas, que son al mismo tiempo nuestras vidas. AML.

Dejaré por un momento de lado al SEXO. Estoy viendo Tolerancia Cero. Viene Felipe Lamarca. Yo comprendo a la gente más por la mirada que por sus “hechos” o “palabras”. Veré. Luego digo.

Pausa. Aprovecho. Decepción relativa: botones dorados (mal gusto), “sería un cacho” (Presidente de Chile), todavía gordito, pero hay cosas “comparativas” interesantes pensando en Longueira o en Piñera (atracción masiva del electorado DC). Además, el “cacho” no es “no”. Fin de la pausa.

Fin de la entrevista a Lamarca. Su mirada escucha, ante simplezas se nota el aburrimiento respetuoso de una persona inteligente que ya ha ido más allá del presente. Repite lo del “cacho” para senador pero dice “sí”, bajo determinadas circunstancias, a un hipotético ministerio bajo Bachelet. Yo le recomendaría, promotor como he sido de su candidatura a la Presidencia: “¡no!”. Este hombre me da confianza. Es de derecha, de derecha, de derecha… transversal; más progresista que el “izquierdista” y “amado” Lagos. Lamarca necesita prepararse. Tiene tiempo. Que sea claro, sin “cacho”. Para ello, ayuda: económica, intelectual. Poner más expresión sinceramente filosófica en su economicismo, de filosofía existente pero demasiado tácita para el común de los mortales. Me agrada la objetividad en su juicio que reconoce con lucidez los méritos aún poco descubiertos de Bachelet. Ninguna alusión al pasado del “pasado”. Ningún futurismo destemplado e infantil, como “¡viva el cambio!”. En suma, por verse. Piñera y Longueira le cerrarían el paso. ¿Pero quién pensaba que Bachelet sería Presidenta? Pero la derecha es estúpida. Piensa que el interés nacional es el de “mi grupo”. Con esta mentalidad, Insulza, incluso con sniff, o Foxley, se la come. Cosa suya. Lamarca es otro cuento. Sí, me convence.

¿Qué piensa Ud., antes del SEXO? ¿Y qué presiente en la competencia más peligrosa para Lamarca (o Longueira, Piñera), que no sería el Sniff, sino, por justa “alternancia”, un(a) DC? No pido respuestas de simpatías. En lo posible: 1º Racionales. 2º Mejores para todo Chile. Gracias.

Aquí puedes buscar “Columnas anteriores” pasando el cursor sobre un día en particular.

diciembre 2006
L M X J V S D
« nov   ene »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Comentarios recientes

Cura para el dolor d… on El Dolor.
jesus mario on BUSCO NOVIO.
jesus mario on BUSCO NOVIO.
juan ray on El Chaqueteo.
Silas on 400.000
Manuel Castillo on 400.000
alicia meyer on BUSCO DAMA DE COMPAÑÍA.
Víctor de Jesús Góme… on SE PREGUNTA ALGO JESÚS.
Víctor de Jesús Góme… on SE PREGUNTA ALGO JESÚS.
Andrés on FUENTES DE ASOMBRO.
TOMAS on DESIERTO FLORIDO.
manuel neri rodrigue… on SE PREGUNTA ALGO JESÚS.
Luis E. Reyes on FUENTES DE ASOMBRO.
Josie on El Dolor.
blogspot.com on El Dolor.

Estadísticas del blog

  • 495,446 visitas
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.